El cazador recolector de certezas

Por falta de seguridad en nosotros mismos, buscamos certezas, dentro y fuera de nosotros, las necesitamos. Pretendemos que esas certezas lo sean para siempre, y así abdicar del derecho y la responsabilidad de construir o recuperar nuestra seguridad y con ella el control de nuestras vidas.
La única certeza realmente necesaria es la fe que tienes en tu capacidad para solucionar de instante en instante los acertijos que la vida te presenta. Las certezas son circunstanciales. Tienen que serlo por lo cambiante que es la existencia en si.
Es emocionante y vivificadora esa búsqueda constante de la certeza de que vives y que deberás conquistar al instante siguiente..
A veces nos apoltronamos intentando estar cómodos sobre los cadáveres de unas cuantas certezas de momentos pasados. Entonces solo nos queda la certeza de que hemos vivido. Y se entumece nuestro aparato de vivir. La naturaleza es inexorable: Aquello que no se usa, se va atrofiando sin notarlo. Perdemos capacidad de vivir y nos refugiamos en la vivencia virtual de los recuerdos y damos cada día un paso para atrás.-

Chals y Pimpker

Como tantas veces la malsana debilidad, la antigua maldición que deformaba la realidad con tintes negativos, se cebo en su alma auxiliada por sus miedos. Se sintió pequeño, abandonado de los dioses , el ultimo átomo olvidado de un gran, un monstruosamente grande universo. Se vio derrotado e inerme, rotas sus posibilidades y defraudadas sus esperanzas. Bajó la cabeza, humillo la mirada, encogió el pecho y su corazón oprimido agarro la angustia a su garganta.
Sigue leyendo

El mundo interior invadido

Los medios de comunicación, tienen un gran impacto en nuestra vida.
El continuo bombardeo de información al que estamos expuestos, crea un habito psicológico que nos impulsa a buscar esa información. Al mismo tiempo, el cerebro humano que automáticamente procesa todo aquello que captan sus sentidos, con esta avalancha de estimulos, ve colapsada su limitada capacidad para atender nuestros mas cercanos intereses. Procesar vivencias, relaciones, equilibrio interno, proyectos personales, emociones…….
En nuestro interior las cosas de nuestra vida necesitan un espacio psicológico y un tiempo de paz y silencio, para remansarse, asentarse y encajar. Es importante que nuestro ritmo de vida permita  que estos procesos tengan lugar.
Los medios de comunicación que podrían ser simplemente una fuente de información, también son una fuente de poder.
Tras un siglo de experiencias una legión de sociólogos, psicólogos y expertos en mercado, teniendo acceso a una vasta información sobre los resortes psicológicos y emocionales, han desarrollado herramientas que les permiten acceder al espacio interior del ser humano rompiendo sus barreras y anulando su capacidad critica.

Sigue leyendo

Las evidencias

PUEDE que lo que llamamos evidencias solo sean hipotesis de trabajo, en las que ponemos grandes expectativas y toda nuestra fe hasta convertirlas en certezas.
PUEDE que lo hagamos por la necesidad de que nos salven de sentirnos perdidos en un mundo demasiado grande, donde lo pequeño es demasiado pequeño y contradictorio.
PUEDE que las certezas no puedan existir en la realidad humana donde cada pregunta contestada plantea mil interrogantes mas. Asi las cosas, cuanto mas cosas sabemos, mas nos asalta la sensacion de no saber nada.
PUEDE que todo sea un montaje virtual de un cerebro programado para interpretar la informacion que le llega del medio, de forma que sea congruente con sus creencias, necesidades, temores y obsesiones. El cerebro busca pautas de comportamiento del universo. En lugar de reconocer que no tiene medios de observacion ni poder de computacion para hacerlo, nos cuenta cuentos y a eso le llama evidencias y realidad. Pero solo son una desesperada negativa a reconocer que lo que llamamos nuestra realidad, solo es una contruccion virtual de nuestro cerebro. Una estrategia de supervivencia de un cerebro limitado, a partir de informacion sensorial limitada.

Nuestro mundo es solo una parte de un TODO del que no sabemos nada. Ni el porque ni el para que.

Con ser poco, lo que llamamos evidencias es lo unico que tenemos. Asi que a  ver que hacemos………………

Identidad mutante

A veces me quedo mirando las olas del mar. Las ves nacer mar adentro y parece que se van desplazando hasta llegar a la playa. Pero en realidad lo que esta pasando no es eso. No hay ninguna particula fisica que se desplace con la ola. Es solo un impulso, una onda energetica que al desplazarse dentro del agua , mueve sus particulas arriba y abajo cuando pasa por su vertical, produciendo el efecto ilusorio de que la ola se desplaza. Si esa ola tuviera alguna identidad seria la onda energetica, ya que es lo unico que esta presente en todo el proceso. ¿Y que pasa con ella cuando llega a la orilla? …….Mueve las piedras, revuelve el agua, hace ruido y finalmente parece extinguirse. ¿Y ya esta? ¿No va a ir a algun cielo o se va a reencarnar ? Me parecio una metafora que muestra lo que pasa con los seres vivos. ¿Tenemos una identidad fija desde que nacemos hasta que nos morimos ? A lo largo de la vida nos cambia el cuerpo, la cara, el contenido de la mente, el caracter, nuestro funcionamiento, nuestros habitos. Por cambiar, van cambiando constantemente hasta las moleculas y los atomos que en cada epoca forman nuestro cuerpo. Si hemos durado lo suficiente, el dia que nos morimos hemos cambiado nuestros atomos varias veces. Y a pesar de que, de lo que fuimos, no queda nada, ni fisicamente ni funcionalmente, la familia, los conocidos y nosotros mismos aferrados a nuestro carnet de identidad, decimos que seguimos siendo los mismos.
Sigue leyendo

Esas pequeñas cosas.

La realización de pequeñas acciones diarias nos tienen que llevar a la meta, la vida cotidiana tiene que estar plagada de pequeños cambios que nos den una visión diferente de nosotros. Tenemos que buscar todos y cada uno de los gestos, de los detalles que nos atrapan en una imagen de nosotros que no soportamos. Desde quitarnos los zapatos sin desatar los cordones hasta amontonar el correo burocrático, esperando que le salgan hongos entre sus pliegues o lo que es mas insólito, abrirlo cuando ya cualquier urgencia comunicada ha quedado obsoleta. Tenemos que buscar, indagar y sacar a la luz estos pequeños parásitos que van minando nuestra autoestima, con un desgaste lento y suave pero a la fin de una magnitud gigantesca, ya que son la punta del iceberg de nuestra ruinosa construcción.

Hábitos versus libertad

Ser inteligente es tener la capacidad de dirigir el comportamiento. Logicamente hacia una vida más satisfactoria. ¿Pero en que medida somos libres  de hacerlo?, Solo en la medida que elegimos nuestros objetivos y medios para lograrlos. Esta libertad siempre es relativa porque incluso cuando creemos elegir, esa elección esta condicionada por marcas emocionales anteriores.

Una vez concretados los objetivos, logicamente solo llegaremos a ellos si nuestros hábitos nos llevan allí.

Sigue leyendo